Baby Silvia·Las 2 Silvias·Reflexiones

2 años con Silvia

2 años hace ya que llegó al mundo. Con prisa, 2 semanas antes de lo previsto. 38+1. Tan tranquila estaba yo viendo la tele mientras cenábamos cuando… “Luis, que me he mojado“. Había empezado a romper aguas. La matrona me dijo que me acostara y que nos esperaba a las 6 de la mañana en el hospital. Yo me duché, me planché el pelo y me dormí. Algo dentro de mí sabía que era mi última oportunidad de dormir del tirón.

Después de una cesárea, llegó ella. Nunca olvidaré la primera vez que la vi y me la pusieron en brazos. Allí empezaba nuestra gran historia como madre e hija.

Silvia con unas horas de vida.

Ya han pasado 2 años desde aquel día. 21 de febrero de 2014. 2 años de felicidad, de sueño, de descubrimientos, de preocupaciones, de risas, de enfados… 2 años intensos, en los que a veces he deseado tener más tiempo para mí, recuperar “mi vida”, dormir… pero todo eso me parece poco si lo comparo con una carcajada suya, su cara de alegría al ver un reloj o cómo aprende palabras nuevas cada día.

En este segundo año de Silvia es en el que más cambios y avances ha tenido.

  • Empezó a caminar a los 14 meses.
  • Aprendió a usar los cubiertos y el vaso sola.
  • Con 18 meses empezó en la Escuela Infantil.
  • Empezó a beber leche de vaca.
  • Es capaz de decir un montón de palabras (se sabe los números del 1 al 9).
  • Se lava los dientes sola.

Pero sobre todo, en este año, ha pasado a ser una niña. Ya no es un bebé. Es una niña traviesa, juguetona, risueña, divertida… pero también cabezota y con muy mal genio (su padre dice que en eso se parece a mí 🙈). Le gusta jugar a las cocinitas, con los coches, hacer torres muy altas y darle el biberón a su bebé. Ver a Pocoyo, La Patrulla Canina, Beyoncé y Familly Fingers es algo sagrado para ella. Y después de bañarse siempre quiere llamar a la tía y a la iaia.

Y yo, en este último año, he aprendido a gestionar mejor mi tiempo y a no resignarme por no poder hacer las cosas. Cuando volví a trabajar cuando Silvia tenía 6 meses, me cogí reducción de jornada en el colegio y llegaba a tiempo de darle de comer cada día. En este curso ya trabajó la jornada completa y salimos las 2 a las 5 de nuestros colegios. La tarde es muy corta para todo lo que hay que hacer. Sacar tiempo para comprar, ir al gimnasio, jugar, bañar a Silvia y hacer cosas de casa es todo un rompecabezas. ¿El truco? Dormir poco. Solo usando el máximo de horas del día me da tiempo a llegar a todo.

De lo único que me quejo, que desearía que no fuera así, es del sueño. En estos 2 años creo que Silvia solo ha dormido del tirón un par de veces. 😓 Si al cansancio acumulado del día, le sumamos el añadido por la falta de sueño… un día tras otro y otro y otro… Ya os hablé de mi problema con el sueño en este post.

Por lo demás, desde que soy madre hago más cosas que antes: madrugo, salgo más y aprovecho mucho más el tiempo. Por no hablar de que, si no fuera por ella, todo este mundo 2.0 no tendría sentido: ni Instagram, ni el blog, las fiestas de Malasmadres, Madresfera… ¡Nada! Y no habría conocido a tanta gente maravillosa, que ha pasado a formar parte de mi día a día. Gracias por estar ahí cada día. 😘

Anuncios

5 comentarios sobre “2 años con Silvia

  1. Totalmente de acuerdo!! A veces me veo soñando con unas horas de sofa al dia o de alguna salida fiestera, pero luego veo a la peque y no lo echo de menos porque significaria que no la tengo…sin duda lo peor el sueño, nos ha tocado la china 😢

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s